viernes, 28 de agosto de 2015

La última actualización de Instagram permite a sus usuarios subir fotos y vídeos sin necesidad de pasarlos a un formato cuadrado, por lo que ya no será necesario prescindir de partes de la imagen original o utilizar aplicaciones de terceros para poder integrar la imagen original dentro de un marco para que coincida con el tamaño establecido por Instagram. Esta versión ya está disponible para actualizar en Google Play Store.

Sin embargo, las fotos verticales continuarán siendo recortadas a un aspecto de 4:3, principalmente para que las fotos se puedan ver de manera correcta. Las horizontales, sin embargo, se pueden subir con un aspecto de hasta 16:9. La vista previa seguirá siendo cuadrada, por lo que para ver las fotos o vídeos en tamaño completo sólo hay que pulsar sobre ellas.

Al parecer, esta decisión tiene que ver con el hecho de que una de cada cinco las fotos subidas a la red social estaban siendo modificadas por los usuarios para que pudieran encajar con las medidas de la plataforma, por lo que Instagram ha decidido ponérselo más fácil a los usuarios con este cambio.


0 Comentarios:

Publicar un comentario