domingo, 28 de septiembre de 2014

Aunque con el título pudiera parecer una aventura gráfica interesante, en realidad se trata de un juego del género endless running. Una nave en el espacio sideral, una caverna maldita llena de peligros y una velocidad extrema. Eso es lo que nos encontraremos en ALONE… Lo está petando en Android esta semana. ¡Cuidado que vienen curvas!

comenzamos con un menú simple en el que, tras unas opciones sencillas, tan solo tendremos que pulsar la pantalla para comenzar a jugar. ALONE… es un juego en dos dimensiones de scroll lateral y de vertiente muy arcade. La mejor forma de describir este juego sería decir que es una locura en la que debes sacar los mejores reflejos de ti para llegar lo más lejos posible.

Manejaremos una pequeña nave a través del espacio. Cada nivel tendrá sus dificultades varias, pero una vez le hayamos pillado el truco al control, será algo sencillo seguir avanzando. Controlaremos la nave deslizando un solo dedo en la zona que deseemos de la pantalla. Con subir y bajar la nave ascenderá o descenderá en el aire evitando así todos los peligros que nos aparecen, que no son pocos.

La nave se mueve de manera muy fluida y los niveles avanzan a una velocidad vertiginosa, lo que aumenta la dificultad demasiado por momentos. Lo mejor de todo es que el control es perfecto y responde correctamente. A veces parece que hay algo de telepatía de por medio, entre tu mente y la nave. Te sorprenderías cómo de bien puede moverse esa navecita por esos niveles, asumiendo que tenemos buenos reflejos.

Los escenarios de ALONE… son peligrosos. Habrá constantes obstáculos y cosas volando por ahí. Cuando las cosas no están cayendo, verás que irán volando directas hacia ti. Deberemos evitar todo lo que nos oponga nuestro avance. Nuestra nave tendrá un nivel de vida que se irá reduciendo, dependiendo de la intensidad de los golpes que recibamos. Tendremos escudo pero, desafortunadamente éste será insuficiente si chocamos con una roca de treinta veces nuestro tamaño.

Tendremos en la pantalla un indicador con el nivel de nuestro escudo y los obstáculos que están por venir hacia nosotros, como rocas o cometas. A veces será muy difícil evitar los cometas y nos veremos obligados a comernos, literalmente, el terreno del nivel. Y en ocasiones los caminos serán más estrechos de lo físicamente posible para atravesar. Habrá 3 niveles de dificultad en el juego, con 2 niveles extra para los mejores. Necesitarás alcanzar cierta cantidad de puntos en el nivel anterior para desbloquear los siguientes. Por supuesto cada nivel que avances será mucho más complicado.

Y os pensaréis si este juego, parecido a tantos otros, será divertido. Pues claro que sí. Puedes pasar un gran rato jugando con él, vas descubriendo nuevos pasadizos para atravesar, vas mejorando tu coordinación óculo-manual rápidamente, además de poder compartir los metros recorridos con toda la comunidad en línea y las redes sociales.

ALONE… tiene un diseño minimalista con vibrantes fondos que cambian de color. El diseño de los objetos es simplista también. Han creado arte utilizando líneas y olvidando toda curva posible. Incluso el rastro de humo de nuestra nave son un montón de cuadraditos de diferentes tamaños. Me gustó especialmente en niveles nocturnos cuando la pantalla se oscurece en su mayoría y sólo usaremos la luz de la nave como guía.

El sonido es excelente también. Los niveles tienen un ritmo rápido, la banda sonora electrónica y todos los sonidos son excelentes. La música liga perfectamente con el ritmo frenético del juego, tanto es así que mientras jugamos, veremos cómo nuestros pies siguen el ritmo de la música casi sin querer.


Apk